HORARIO PROVISIONAL DE MISAS PRESENCIALES

REAPERTURA DEL TEMPLO A PARTIR DEL 21 DE SEPTIEMBRE

HORARIO DE MISAS

Lunes a viernes: 8:00 am, 11:30 am.
Sábados: 8:00 am, 12:00 pm - precepto
Domingos: 9:30 am, 11:00 am, 12:30 pm, 5:00 pm, 6:15 pm.

Las celebraciones del domingo 11:00 am, 12:30 pm, y 5:00 pm requieren inscripción previa, accede al formulario en el link  bit.ly/3mlCs80 posteriormente recibirá una respuesta a la solicitud.

 

Transmisión por Facebook Live: Lunes a sábado: 8:00 am 

Domingo: 12:30 pm  - Instagram Domingo 12:30 pm

FACEBOOK @PARROQUIAINMACULADACONCEPCIONBOGOTA

INSTAGRAM LIVE @INMACULADACONCEPCIONPARROQUIA

 

CAPILLA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Lunes a sábado: 8:00 am a 5:00 pm.

El Santísimo Sacramento está expuesto para nuestra adoración.
Encuentra aquí una ayuda para una hacer una buena visita al Santísimo Sacramento

 

 

 

 

 

  

 

 

HAZ CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE

REFLEXIÓN DEL EVANGELIO DOMINICAL

REFLEXIÓN DEL EVANGELIO DOMINICAL

Domingo 22 de noviembre del 2020.

Ayuda para comprender mejor las lecturas de la palabra de este domingo.

La palabra de Dios de este domingo, en la solemnidad de Cristo Rey del universo, nos habla en la primera lectura de Ezequiel, del pastor celoso, atento y vigilante que va en busca de las ovejas extraviadas, cura a las enfermas, sostiene a las fuertes y robustas y a todas conduce a los pastos de vida. Nos recuerda la imagen del pastor del evangelio de Juan, capítulo 10. Por eso, a modo de oración, entonamos el salmo 23, atribuido al Señor: "El Señor es mi pastor nada me falta, me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo porque tu vas conmigo".
El pastor, que apacienta y cuida, dice la parábola de Mateo, que cuando venga el Hijo del Hombre rodeado de gloria y poder, separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras. Juzgará sobre el amor, la caridad, las obras de misericordia, la compasión, tal como lo había enseñado a lo largo del evangelio. Llevará a unos a la vida eterna y a otros a la condenación. Este juicio final, lo debemos entender desde las parábolas anteriores: los talentos y las esposas que esperan con lámparas encendidas.
Vivamos con alegría la vida cristiana. Que la palabra nos llene de paz e ilumine nuestra inteligencia para seguir obrando y viviendo como Dios quiere.
Buen domingo.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Desarrollo por San Pablo Multimedia